El CBD o cannabidiol es un compuesto químico que se extrae de la planta del cáñamo. No obstante, a diferencia del THC, el CBD no genera efectos psicoactivos y tampoco produce adicción. Así pues, el aceite de CBD es un producto natural, que cada vez se está volviendo más distinguido dado sus beneficios en la salud.

El consumo del aceite de CBD puede llevar a fomentar la relajación y sirve de apoyo en tratamientos como la epilepsia. No obstante, sus propiedades no quedan allí. Así mismo es efectivo en trastornos cutáneos o de insomnio, reduce el dolor, la inflamación y hasta las molestias musculares.

Si deseas consumir este producto para gozar de sus beneficios, deberás saber que al tomar el aceite CBD natural tienes que considerar diversos puntos. 

¿Cómo consumir el aceite de CBD?

Primeramente, la dosis dependerá del nivel de tus afecciones. Ten presente que una persona con insomnio, no necesitará la misma dosis que una persona con dolores crónicos. Por otro lado, también debes tomar en cuenta la concentración de CBD que tiene el aceite, dependiendo de ello la dosis va a cambiar.

Así pues, antes de tomar aceite CBD debes informarte sobre la dosis que debes tomar. Existen tablas que indican las porciones cotidianas y que van en función de tu peso y molestias. No obstante, es correcto consultarlo antes que nada con un especialista.

Estas gotas se pueden consumir a modo sublingual o también gracias a un vaporizador. Si optas por una gestión de gotas, tienes la posibilidad de tomarlas de golpe. De igual manera, pueden ser repartidas a lo largo del día y en pro de tus necesidades.

Entre los efectos colaterales debes considerar que podría llegar a reducir la presión arterial. De ahí que, su uso estaría contraindicado para aquellos que mantienen una tensión baja. 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.